viernes, 27 de marzo de 2015

Fougasse

Esta entrada significa algo especial para mí por ser mi duodécima participación en el reto Bake the World... es mi primer añito en este gran reto.
 
Fougasse con tomates secos, parmesano y hierbabuena

En todo este tiempo he aprendido mucho sobre panes y poco a poco se me ha quitado el miedo a prepararlos, aunque debo de confesar que todavía les tengo un gran respeto y sufro en cada elaboración dudando si lograré el resultado deseado. 

Con este reto he descubierto gente y blogs maravillosos, culturas diferentes y panes extraordinarios que, de no participar en él, difícilmente habría podido conocer.


Otra de las cosas que he logrado es continuidad, organización, y fuerza de voluntad para llegar a todos los retos mensuales. Quién se dedica a esto de los blogs sabe muy bien que, en ocasiones, no es nada fácil compaginar la vida diaria con esta labor. 



Tras estas breves reflexiones quiero presentarles el pan del mes, de origen  francés, de la Provenza para ser más exactos. Se trata de un pan salado (aunque en la actualidad se puede encontrar también dulce) con algún ingrediente añadido y forma caprichosa: la Fougasse. No sólo podemos aportarle el sabor que más nos guste sino que además puede presentar multitud de formas lo que las convertirá en piezas únicas.

 

Fougasse

Ingredientes:

150 gr. de harina de centeno
300 gr. de harina de fuerza
3-4 gr. de levadura seca
5 gr. de sal
300 ml. de leche caliente
40 gr. de tomate seco en trozos y con una cucharadita de aceite de oliva
50 gr. de queso parmesano rallado
Unas hojas de hierbabuena en trozos


Terminado:

Aceite de oliva o leche

Precalentar el horno a 230ºC

Preparación:
  1. En el bowl de la batidora ponemos la harina de centeno, la levadura, la harina de fuerza y la sal.
  2. Agregamos la leche y batimos hasta lograr una masa un poco pegajosa.
  3. Añadimos el tomate seco y el parmesano.
  4. Cuando todo esté bien mezclado formamos una bola.
  5. En un bowl engrasado dejamos leudar hasta que doble su volumen tapándolo con un film.
  6. Ponemos un poco de harina sobre la superficie para trabajar y le sacamos el aire a la masa.
  7. La extendemos en forma de rectángulo, esparcimos la hierbabuena sobre ella y la doblamos como un libro.
  8. Volvemos a extender la masa con ayuda del rodillo hasta tenerla con un grosor como de un centímetro.
  9. Cortamos la masa en diagonal.
  10. Realizamos un corte central y varios a los respectivos lados para darle la forma característica.
  11. Disponemos sobre una bandeja (charola) con papel vegetal y abrimos los cortes con ayuda de las manos.
  12. La cubrimos y dejamos leudar hasta que vuelva a subir.
  13. Pincelamos aceite de oliva o leche sobre ella e introducimos en el horno bajando su temperatura a  220ºC.
  14. Horneamos entre12-15 minutos.
  15. Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.
  16. Procedemos de la misma forma con la otra mitad.

El proceso


 Notas:
  • El tiempo de horneado es orientativo: cada horno es diferente.
  • Yo puse los ingredientes en el orden que les especifico en el punto uno. Recuerden que la sal no debe de estar en contacto con la levadura por que la mata.
  • El primer leudado de mi masa duró una hora, el segundo como 40 minutos para la primera fougasse... la segunda la metí terminando de hornear la primera.
  • El tiempo de leudado dependerá de la temperatura del ambiente: a mayor temperatura, menos tiempo de leudado.
  • Se puede agregar la hierbabuena junto con el tomate y el parmesano. De esta forma en que lo hice evité que la hierbabuena quedará expuesta en la superficie y se quemara durante el horneado.
  • Resultaron 860 gr. de masa.
  • En esta ocasión sólo corté en dos, pero se pueden hacer tres o cuatro más pequeñas, según el gusto de cada uno.
  • Tener en cuenta que si son de tamaño más pequeño se necesitará ajustar el tiempo de horneado.
  • Cuando se pone a precalentar el horno conviene introducir un envase con agua, esto nos ayudará a generar vapor.
  • También recomiendan que la superficie donde pondremos a hornear la fougasse esté previamente caliente.
  • Esto último no pude hacerlo porque no cuento con los artilugios necesarios para facilitarme la labor de meter la fougasse en la bandeja caliente sin quemarme (pala para pizzas) pero algún día espero tenerla.
  • Podemos jugar con los sabores de nuestra fougasse, o simplemente dejarla al natural con los primeros cinco ingredientes.



La de arriba va "barnizada" con aceite, la de abajo con leche


En casa inicialmente no causaba buena impresión por apreciarse que era un pan sin miga, pero con esta receta hemos logrado que tenga una buena cantidad de miga y es por eso que ha triunfado!! Literalmente me decían: sabe mucho mejor de lo que pensábamos.
 

Interior

Hacer pan es muy agradecido y entretenido.

Hasta la próxima y felices vacaciones a todos !!!


lunes, 23 de marzo de 2015

Fajitas de pollo

Si hay una comida mexicana que comamos una semana sí y otra también, es esta. Las fajitas de pollo tienen un lugar destacado en nuestros menús y es que nos gustan, se preparan en poco tiempo, casi no se mancha la cocina, quedan sabrosísimas y son muy completas: carne, verdura y cereal (y en ocasiones lácteos).


Fajitas de pollo

lunes, 16 de marzo de 2015

Bizcocho de limón y semillas de amapola

Estamos a escasos días de que entre la primavera y sin embargo por acá en el norte todavía nos faltan semanas  para lograr unas temperaturas aceptables. Por eso no veo nada mal que mientras tanto se cuelen unos días como los de la semana pasada donde pasamos de los veinte graditos :) 
  


miércoles, 11 de marzo de 2015

Scones de espelta y avena

Esta receta tiene dedicatoria: para Sara.

Hace unas semanas me encargaron preparar unos scones con estas harinas en particular. Después de investigar un poco sobre la harina de espelta me puse manos a la obra y el resultado ha sido muy satisfactorio para las dos partes: los he preparado varias veces desde entonces.

Scones de espelta y avena


jueves, 5 de marzo de 2015

Rosquillas

Tanto la última receta como esta que les comparto hoy son muy típicas en los hogares de estas tierras. Muy al contrario de lo que creía, estas rosquillas no se preparan en determinadas fechas o para ciertos eventos como sí sucede con las orejas de carnaval o las filloas sino que son un clásico habitual de la repostería casera de diario. Hoy se pueden encontrar en algunas confiterías de la ciudad, pero es cierto que prevalecen otros dulces a estas rosquillas, por ejemplo es más fácil encontrar un mil hojas que éstas.

Rosquillas


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...